mariñaron anjalrasArchive for the '' Category

Nov 02 2011

Con novembro chegou Jaime Gil de Biedma

Artes de ser maduro

Todavía la vieja tentación
de los cuerpos felices y de la juventud
tiene atractivo para mí,
no me deja dormir
y esta noche me excita.

Porque alguien contó historias
de pescadores en la playa,
cuando vuelven: la raya del amanecer
marcando, lívida, el límite del mar,
y asan sardinas frescas
en espetones, sobre la arena.
Lo imagino en seguida.
Y me coge un deseo de vivir
y ver amanecer, acostándome tarde,
que no está en proporción con la edad que ya tengo.

Aunque quizás alivie despertarse
a otro ritmo, mañana.
Liberado
de las exaltaciones de esta noche,
de sus fantasmas en blu jeans.

Como libros leídos han pasado los años
que van quedando lejos, ya sin razón de ser
– obras de otro momento.
Y el ansia de llorar
y el roce de la sábana, que me tenía inquieto
en las odiosas noches de verano,
el lujo de impaciencia y el don de la elegía
y el don de disciplina aplicada al ensueño,
mi fe en la gran historia…
Soldado de la guerra perdida de la vida,
mataron mi caballo, casi no lo recuerdo.
Hasta que me estremece
un ramalazo de sensualidad.

Envejecer tiene su gracia.
Es igual que de joven
aprender a bailar, plegarse a un ritmo
más insistente que nuestra inexperiencia.
Y procura también cierto instintivo
placer curioso,
una segunda naturaleza.
__
Do libro Antología poética (Alianza Editorial)

Comentarios desactivados en Con novembro chegou Jaime Gil de Biedma

Set 02 2011

Con setembro chegou Curros Enríquez

A FOUCE DO ABÓ

Tres veces a afiéi: foi a primeira
cando, ardendo a seara e máis as meses,
segóu tantas cacholas de franceses
que non colleran en montós na eira.

Foi a segunda cando, prisioneira
a Patria dos teocráticos intreses,
esgazóu tras mil loitas e riveses
do poder absoluto a ruín bandeira.

Pola vez derradeira afíoa agora…
– ¿E para qué, aboeliño?- escrama o neto,
póndose diante del, coa faldra fora.

– Para que segues tí- repuxo inquieto-
o froito que eu seméi, en que xacora –
dixo, e sorríu, con risa de esquileto.
__
Do libro Curros Enríquez, de Celso Emilio Ferreiro (Ediciones Júcar, 1976)

Comentarios desactivados en Con setembro chegou Curros Enríquez

Ago 02 2011

Con agosto chegou Lorenzo Varela

SONETO

Como esas casas de fachada triste,
cuya mano sombría nos aleja
así tu rostro de dolor se viste
cerrándose al amor que lo corteja.

Mas al abrir las silenciosas puertas,
desvanecido ya el pudor del velo,
en las hermosas salas, en las huertas,
por las alcobas de sereno anhelo,
la música de alegre primavera
entre el silencio late aprisionada.

Como la brasa oculta de la hoguera
es la luz de tu alma, que asombrada,
entre tanta ceniza se da entera
cuando la creen muerta por callada.
__
Do libro As tres mortes de Lorenzo Varela

Comentarios desactivados en Con agosto chegou Lorenzo Varela

Xul 02 2011

Con xullo chegou Manuel Antonio

OS CÓBADOS NO VARANDAL

Atopamos esta madrugada
na gaiola do Mar
unha illa perdida

Armaremos de novo a gaiola
Vai a saír o Sol
improvisado e desourentado

Xa temos tantas estrelas
e tantas lúas sumisas
que non caben no barco nin na noite

Xuntaremos paxaros sin xeografía
pra xogar cas distanzas
das súas áas amplexadoras

E os adeuses das nubes
mudos e irremediabes

E armaremos unha rede de ronseles
pra recobrar as saudades
co seu viaxe feito
polos oucéanos do noso corazón.
__
Do libro De catro a catro

Comentarios desactivados en Con xullo chegou Manuel Antonio

Xuñ 02 2011

Con xuño, chegou María Mariño

SINTO
Sinto, sinto un zoar xordo. Vexo, vexo e non de ollar.
Teño forza que non chega a min de certo a alentar.

¡Ouh voz de faro, entre néboas, cánto teño de ti sin te oir!;
dasme luz nesta borrasca, daslle sentido ó vivir.

Sempre é do mismo xeito o teu vello cantigar.
Eres pouco, eres muito, eres un mar i outro mar.

Falas o teu saber e sempre dis o teu calar.
Hoxe que non me encontro e ten medo o meu tecer,
achégate, ven a min, deixa xa de lonxear.
__
Do libro Os cen mellores poemas da lingua galega.

Comentarios desactivados en Con xuño, chegou María Mariño

Mai 02 2011

Lois Pereiro

Desde a superficie dun novo e imprevisto salvamento

Sería a luz que me alagaba os ollos
da vida roubada á morte veciña
pero todos me apalpaban incrédulos
colléndome das mans.
Todos aqueles que me amaran morto
amábanme máis vivo.
Abríranse dúas portas en direccións opostas
e escollín a que se abría cara á vida
co sol entrando a eito polas fiestras.
Tería que reanudarme
e regresar á miña propia vida
sen contaxiarme outra vez de min mesmo.
Retocaría o guión
e mudaría outra vez de personaxe
retomando a perdida
aprendizaxe.
__
Do libro Poesía última de amor e enfermidade, de Edicións Positivas

Comentarios desactivados en Lois Pereiro

Abr 02 2011

Con abril, chegou Avilés de Taramancos

Pido para o amor un gran silencio
que se faga de dor no peito mozo,
e que todo na man sexa infinito
desde o máis pobre bico á paixón forte.

Amo a palabra plena que se arrinca
do curruncho máis íntimo do ser,
e a sinxeleza de dicir bolboreta ou margarida.

E os carreiros estreitos onde poida
estourear a xeito unha ledicia,
aturuxar tan forte que se crebe
o máis barudo peito nese intre.

O silencio ¿non ves? tan pracenteiro
que corre polas testas namoradas,
acouga e arrepíase, tolea,
e logo vén a ti cativo e manso.
__
Do libro Obra poética completa (Espiral Maior, 2003)

Comentarios desactivados en Con abril, chegou Avilés de Taramancos

Mar 14 2011

Mohammed Al-Kali: Amor

No te diré que tu voz tiene el aroma de la mañana,
Ni que eres el apacible río del desierto,
No te diré que tus ojos son de gacela,
Ni que tu cabello es más suave
Que la brisa de la tarde.
No te diré que tus movimientos
Tienen la delicadeza del vuelo de la cigüeña,
Ni que transmiten la serenidad de las faldas de las montañas
Que están en la solana.
Porque no es verdad, tu cuerpo es normalucho,
Pero cuando no estoy contigo enfermo de melancolía.
__
Do libro El vuelo de la cigüeña, Patxi Zubizarreta (Ikeritz Asc. Estudio Difusión Cultura)

Comentarios desactivados en Mohammed Al-Kali: Amor

Mar 02 2011

Con marzo, chegou Blanco Torres

POSTULACIÓN DA ÉTICA

I
Cultivo, germe vivo
frol e froito
na alma;
jardín subrime,
con triple amor coidado:
conscencia,
dignidade,
arela de perfeución.

II
Só pola cultura o home asume,
en áas por diviño alento inzadas,
a persoalidade jurdia,
única, soberana,
o señoreamento do mundo,
das forzas cegas, mecánicas,
das turbulencias istintivas
e os fracasos ónticos das almas.
Época que só degoa
a satisfauzón do corpo,
ás furias do istinto encadeada,
así medra o indecor e a injustiza
así se impón a vileza e a iñoranza,
así nasce o déspota nos pobos
– culmiñazón das coleutivas fallas-
i érguese ovante sobre a inerme turba
como un César grotesco sobre un cimenterio de almas.

III
Novas generazóns,
(de narcisismo enfermas)
espranza da seneutude
ja da impotencia presa,
único fulgor na tenebrosa
conjura que á patria deita
nunha ergástula de exhomes,
amade a beleza,
apreixade a verdade
con pulo de renacenza.
Ispire as vosas mentes
o arte, fonte eterna,
a estrofa antológica,
a página perfeuta.
Mais cómpre, generazón abrente
pór encol dun andacio de estética
un ideal de justiza e libertade,
un aceno moral, jurdia roseira
onde froleceron de consumo
as loitas e as ilusións antergas,
onde ha frolecer eternamente
do home e a vida o inmortal poema.
__
Do libro Orballo da media noite (Xerais, 1998)

Comentarios desactivados en Con marzo, chegou Blanco Torres

Feb 16 2011

Jaime Sabines: Que costumbre tan salvaje

¡Qué costumbre tan salvaje esta de enterrar a los muertos!, ¡de matarlos, de aniquilarlos, de borrarlos de la faz de la tierra! Es tratarlos alevosamente, es negarles la posibilidad de revivir.

Yo siempre estoy esperando a que los muertos se levanten, que rompan el ataúd y digan alegremente: ¿por qué lloras?

Por eso me sobrecoge el entierro. Aseguran las tapas de la caja, la introducen, le ponen lajas encima, y luego tierra, tras, tras, tras, paletada tras paletada, terrones, polvo, piedras, apisonando, amacizando, ahí te quedas, de aquí ya no sales.

Me dan risa, luego, las coronas, las flores, el llanto, los besos derramados. Es una burla: ¿para qué lo enterraron?, ¿por qué no lo dejaron fuera hasta secarse, hasta que nos hablaran sus huesos de su muerte? ¿O por qué no quemarlo, o darlo a los animales, o tirarlo a un río?

Habría que tener una casa de reposo para los muertos, ventilada, limpia, con música y con agua corriente. Lo menos dos o tres, cada día, se levantarían a vivir.
__
Do libro Uno es el poeta. Antología

Comentarios desactivados en Jaime Sabines: Que costumbre tan salvaje

Next »